h1

Caloi /1

septiembre 3, 2006

Publicado en La Voz del Interior, el 22 de junio de 2006.

“El humor se parece mucho a la poesía”

Muchos autos grises en una ciudad gris. Gente gris. Oficinas, ascensores, formularios, estadísticas y reuniones gerenciales. Todo gris. Y de repente, una alarma de color. Los grises se alteran. La policía gris monta un operativo urgente. La fuente del brillo cromático que está revolucionando la ciudad está tras un paredón. La policía gris los rodea: son dos amantes. Se están abrazando.

Antes, unas páginas atrás, en Humoris causa (Editorial Sudamericana) Caloi revela la mecánica oculta que dispone las manchas en el cuero del ganado (las nubes les dejan sus sombras sobre el lomo) y expone cómo los gauchos de singular melancolía enlazan vacas de nube para que la china las ordeñe y riegue sus plantas. Después, el dibujante ensaya versiones sobre la inspiración de los genios, o sobre cómo es que la ciudad amanece cada día con más pozos (se supo: hay un comando de perros con picos en sus hocicos, que cavan durante toda la noche y salen del mismísimo Palacio Municipal).

Caloi se llama Carlos Loiseau y es dibujante desde 1966. Tiene la culpa de que las generaciones que comenzaron a leer la contratapa de Clarín después de 1966 hayan crecido convencidos de que no se dice “calidoscopio” sino “caloidoscopio”, como el título que llevó su viñeta diaria durante décadas. Es también el autor de uno de los grandes y más longevos personajes de la historieta argentina, Clemente, la adorable, futbolera y arrabalera criatura que comparte el Olimpo del humor nacional sólo con Mafalda, Inodoro Pereyra y Patoruzú.

El teléfono interrumpe su trabajo –detallista hasta la obsesión, Caloi necesita concentrarse intensamente para plasmar el chiste– pero igual atiende. Es un artista amable que, a pesar de que su obra se tutea con lo sublime, despoja de toda solemnidad a la conversación: “Quisimos hacer un libro a color, porque mis libros anteriores son todos en blanco y negro; y junto a mi mujer, decidimos seleccionar una mayoría de chistes prioritariamente mudos, pensando en mostrarlo afuera, que sea entendible en todo el mundo”. Su mujer es María Verónica Martínez, artista plástica y directora de Caloi en su tinta, el ciclo de animación que Caloi conduce desde 1990 en Canal 7.

Los grandes temas

Humoris causa es un libro de humor sobre los grandes temas: Dios, el paso del tiempo, el amor, el genio artístico, la modernidad urbana… Caloi explica que trató de hacer “una especie de doble recorrido en el tiempo y en el espacio: el libro va desde el campo a la ciudad, y desde la creación y la infancia del hombre hasta la muerte”. De hecho, el libro abre con un Dios que está en una especie de atelier, frente a un hombre de barro y diciendo “El cuerpo ya lo terminé. Lo que todavía no me sale es el alma”, y cierra con un Dios negando su autoría sobre el mismo hombre frente a una escalera poblada por un cura católico, un protestante, un rabino, y dos mormones.

Compartiendo esa mirada hacia posibles versiones de los hechos, muchas de las composiciones de Caloi en este libro tienen en común una búsqueda de cierta mecánica de las cosas. Los chistes plantean backstages absurdos para fenómenos naturales como la lluvia o para una obra de arte. “Esas son casi introspecciones, miradas sobre el propio oficio. También funcionan como una comunicación: compartir códigos con colegas y con lectores”, explica el dibujante.

Caloi despliega así una visión paródica del genio artístico, pero sin desmitificarlo. Su mirada es poética, romántica, incluso filantrópica. Sus personajes expresan un dolor dulce, una angustia tierna. “Cuando yo empecé con esto, me acusaban de ser una especie de poeta del humor y esas cosas, –dice Caloi– pero me parece que la asociación que uno puede hacer es que el humor se parece mucho a la poesía en la medida en que uno, para producir humor gráfico, utiliza mecanismos de asociación que son análogos con la metáfora. Por eso me parece que en realidad la base de mi producción humorística es la metáfora gráfica”.

En ese sentido, el recorrido hacia el presente y hacia el centro de la ciudad va perdiendo color: “Es mi interpretación a través del color de lo que es la frialdad de los edificios, esta cosa deshumanizada que tiene la modernidad en la arquitectura –dice Caloi–. Desde el punto de vista plástico, a mí me parecen más ricos para trabajar los barrios, que están más sobados por el uso, por la historia, por la gente”.

El humor de hoy

Como parte de la constelación de grandes humoristas de la Argentina, la opinión de Caloi sobre las caras nuevas del ambiente es auspiciosa respecto de quienes defienden el humorismo de autor: “Me llama la atención el trabajo de mi hijo, Tute, pero no sólo porque sea mi hijo, sino porque se ha despegado de mí y está desplegando toda una cosa novedosa a partir de la PC. Y tiene también una visión muy poética”. También le gusta Liniers, “que tiene una cuota de surrealismo y de absurdo que lo hacen muy atractivo”. Lo que definitivamente no le gusta a Caloi es “la tendencia en los medios a que los humoristas sólo hablen de la actualidad política. Como si el humor de autor estuviera en extinción. Hay humoristas que están en cana de las necesidades editoriales de los medios para los que trabajan, que necesitan que el humorista haga más digerible y tolerable la realidad que transmiten”.

“A mí me gusta más el otro humor. A pesar de que en Clemente estoy en parte atado a lo cotidiano, en otros casos, como el de Humoris causa, justamente, exploro otras facetas”, explica Caloi, desde su estudio en Buenos Aires, antes de cortar el teléfono y seguir dibujando. O seguir haciendo haciendo poesía. Es lo mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: