h1

Decamerón Cordobés

noviembre 25, 2006

Publicado en Ñ. Sábado 25 de noviembre.

La cordobesidad al palo

Por Mara Balestrini y Emanuel Rodríguez.

Un aristócrata abatido observa a su mucama de pezones oscuros masturbarse frente a un espejo. Una niña pierde la virginidad y deja “un pétalo rojo” en las sábanas. El debut sexual de un adolescente emula la fundación de la ciudad en una plazoleta a la vera del río. Una vagina lleva un diario íntimo hasta que el violador serial le quita para siempre la posibilidad de llorar “lentejuelas turquesas”. Un hombre atrapa los días de su gato en una jaula para canarios. El primer volumen del Decamerón Cordobés despliega veinte relatos desmesurados sobre la intimidad de una ciudad que parece no hablar de otra cosa que de sí misma.

La idea está implícita en el título: cuentos sobre Córdoba. La novedad es que se trata de un colectivo de autores, todos cordobeses, de entre 30 y 60 años, que se reúnen una vez por mes para escribir la ciudad. Hay un elenco estable e invitados, y el proyecto es a largo plazo: los libros serán diez, dos por volumen. El primero, publicado recientemente,  agrupa dos decenas de cuentos: una sobre “los cuerpos” y otra sobre “la soledad”.

Cartografía de la literatura cordobesa actual, el Decamerón esboza los límites de una estética que busca, casi siempre de manera irreverente, desmitificar los lugares comunes de la cordobesidad. La Cañada, los muros de calicanto, el río Suquía y las míticas dualidades de moralistas y pervertidos, iglesias y prostíbulos, dogmas y rebeldías,  articulan el gesto del escándalo: la trasformación de los tabúes de La Docta en fetiches urbanos.

Sexo entre ancianos, masturbación, violación. Consumo de alucinógenos exóticos, locura, soledad: en la elección de sus temas, el libro ataca la mojigatería provinciana y busca escapar de los regionalismos. Sin embargo, ese mismo gesto escandaloso termina, en algunos casos, fortaleciendo la evidencia de aquel conservadurismo. La búsqueda constante de la transgresión le termina cediendo el protagonismo a lo que el texto pretende transgredir.

La primera colección de relatos tiene a la sexualidad como móvil: la ciudad asiste a iniciaciones traumáticas, encuentros furtivos y una violación acaso impuesta por el último gran impacto de la agenda mediática local. Con cierta ansiedad de metáforas, muchos autores encuentran en las maneras de nombrar al sexo la materia de sus textos. Otros apuestan a la extravagancia de la anécdota, a situaciones y seres excéntricos que cuestionan un cierto desborde de normalidad en el ambiente.

La segunda serie habla de situaciones de aislamiento. De seres recluidos que miran por la ventana el devenir de una ciudad de cuya vida no parecen formar parte, por destino o por elección. Aquí los relatos se alejan de los lugares comunes de la primera parte y van en busca de maneras cordobesas de estar solo. La experiencia solitaria opone a los personajes a la imagen clásica del cordobés divertido y en esa paradoja reside lo genuino.

En el Decamerón, Córdoba habla de Córdoba. Un ejercicio poético que propone, cuando asume los riesgos de la originalidad, nuevas miradas sobre el ser cordobés. Y que cuando no lo hace, descansa en La Cañada su versión de postal turística.     
 

Decamerón Cordobés Básico

Decamerón Cordobés, Libros I y II, AA.VV., Editorial Babel, Córdoba, 2006, 222 páginas. La idea original es de Fernando López y en este primer volumen participan: Sergio Campbell, Alejandro González Foerster, Estela Smania, Lucio Yudicello, Roberto Miranda, Enrique Aurora, Silvia Attwood, Fernando López, Andrea Guiu, Diego Tatián, Federico Falco y Gastón Sironi.

Anuncios

One comment

  1. […] hayas esperado que Falco regrese al libro propio después de sus distinguidas participaciones en antologías locales y nacionales. Bueno, el nuevo libro propio llegó, y no tiene casi nada que ver con la […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: