h1

Friends

mayo 22, 2007

Estábamos viendo Funny Ha Ha en el cineclub y les dije “chapemos, así al menos pasa algo”. Nos reímos, y la gente pidió silencio. Después nos fuimos a tomar dos cervezas al X Bar. Había chicas estadounidenses y una empezó a enseñarme cómo se dice hombro, cómo se dice codo… mi inglés alcanzó para decirles que las quería ver más tarde, que cómo mierda no saben quién es John Kennedy Toole y que qué mierda les pasó por la cabeza antes de venir a estudiar español a Córdoba. Tenían 20 años y se hacían las wild on en X Bar… very funny. Más tarde nos fuimos a comer peruanamente a Cebiche. Mesa para tres: unas rabas y después pescados y un vino muy rico. Gastamos poco. El pescado era al ajillo, así que hicimos más chistes sobre chapar. Después les conté todo, como una terapia. No me aconsejaron. Estaban tan lindas. Nos fuimos a comprar medio kilo de helado pero antes pasamos por el Club Social: yo no podía entrar porque está terminantemente prohibido ingresar con jeans y zapatillas, pero el encargado me hizo una onda cuando vio que traía dos chicas. Vimos un rato a los viejos bailando una versión cha cha cha de Resistiré, y prometimos volver: “lo traemos bien vestido”, dijeron ellas. Elegimos dulce de leche cabsha y amarena, medio kilo. Nos fuimos a la casa de C. Nos tiramos en la alfombra, recargamos apenas una pipa de esas que tenés que dejar el encendedor prendido encima. Nos tomamos el helado y seguimos hablando. Hicimos una lista de gente linda y gente fea. Le pregunté a J. en qué lista iría yo y, educadamente, me tocó el brazo para decirme que entre los lindos, Rodríguez, entre los lindos. No me acuerdo qué música habíamos puesto, pero sí que el techo parecía muy alto y que las luces de los foquitos dibujaban un mapa cubista y que nos reímos cuando asumí que las chicas estadounidenses no estarían esperándome, claro. Por ahí nos dijimos que qué buena onda, que qué placer, que qué más se puede pedir. Podíamos, es cierto, pedir más. Pero lo dejamos ahí. No abusamos de la felicidad.

Anuncios

2 comentarios

  1. Bien por la vuelta, che. Hacía falta.
    Y a los que putean, Pito Catalán. O Pinchilón Fonseca, que debe ser pariente.


  2. Gloriosa e imprevista tardenoche, Rodríguez, mucho más funny y más ha ha que la peli. Las chicas quizás siguen en X Bar, quién sabe, wildonenando mientras esperan. Habrá que dejar que se repita.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: