h1

Homero

julio 30, 2007

Ayer, en el suplemento Temas de La Voz del Interior.

 

Homero J. Simpson
Signo de los tiempos

“La vida es una aplastante derrota tras otra… hasta que acabas deseando que se muera Flanders”. “Es importante aprender a torear las cosas. Es lo que nos separa de los animales… ¡Excepto del toro!”. “Evidencias mis polainas, con evidencias puedes probar cualquier cosa aunque no sea cierta”.

Unos extraterrestres feísimos le dicen a Homero Simpson que debido a su escepticismo y su torpeza, la humanidad entera se está perdiendo la oportunidad de un futuro feliz, en armonía con todas las cosas del universo. Homero escucha atento, él tiene la culpa de todo: “¡Ouch!”.

¿Hasta dónde es posible llegar pedaleando en una bicicleta de payaso si a cada pedaleada recordamos una anécdota graciosa de Homero Jay Simpson, emblema de la civilización occidental modelo ’90?

La suma de todos los defectos lo hace entrañable: torpeza, alcoholismo grotesco, violencia, desinterés social, adicción a la televisión, desprecio por todo lo que suponga un esfuerzo. Homero es un paradigma de la incorrección en un mundo en el que la incorrección ha dejado de ser irreverente.

Es capaz de cambiar su alma por una dona, o de dejarlo todo tras una promesa de bienestar asegurado de una secta “movimientaria”, y después recapacitar gracias a una gota de cerveza. Huele tremendamente mal (“Hazte ver por un médico, Homero, un hombre sano no puede oler así”) y es el paroxismo de la clase media estadounidense. Puede caminar por una playa de Río de Janeiro con una remera que tiene al Tío Sam comiéndose al mundo y la leyenda “traten de detenernos”. Puede hacer lo que quiera, incluso escribir en un periódico una crítica gastronómica compuesta casi exclusivamente por la frase “púdrete Flanders”. Puede hacer lo que quiera: es norteamericano, tiene empleo estable y vive en un mundo preparado para satisfacer su apetito de todo lo que se pueda comprar.

Puede unirse a un festival de rock como fenómeno de circo. Puede hacernos reír hasta que se nos den vuelta los párpados. Puede recordarnos de vez en cuando que los ideales de los ’60 han quedado pisoteados por el mismo mercado que hizo del mismo Homero un ícono mundial de la vagancia, el eructo y el diván frente a la tele.

Homero Jay Simpson es un adorable espejo amplificado de nuestros egoísmos ridículos, de nuestras ignorancias, de nuestros comportamientos torpes.

“Un reactor nuclear es como una mujer: sólo hay que leer el manual y apretar el botón indicado”.

Bart es atrapado in fraganti. Se ha robado un videojuego. Homero lo reta: “¿Robar? ¿Cómo pudiste? ¿No has aprendido nada del que nos da los sermones en la iglesia, ese capitán no sé qué? Vivimos en una sociedad de leyes. ¿Por qué crees que alquilo las películas de Locademia de Policías? ¿Por diversión? Pues no, yo no oí reír a nadie. ¿Y tú? Sólo con ese de los ruidos. Brrrr. Brrrr. Jajaja. ¿En qué estaba? Ah, sí, ¡no te robes mi cerveza!”.

Homero es una remera de los ’90, un par de buenas frases sobre las cosas que no tienen mayor sentido, la resaca inofensiva de la irreverencia con la que una generación renunció a querer cambiar el mundo. Homero es una lección ingenua de paternidad y una oportunidad para reírnos de nosotros mismos. Homero es un payaso haciendo equilibrio en un triciclo para que la mafia no lo mate, un hombre capaz de avisarle a los U2 en caso de que se les vea el trasero como a plomeros trabajando, un tipo que tiene un crayón atorado en el cerebro y que elige tenerlo ahí, impidiéndole pensar. Pensar atrae la tristeza. Homero tiene un destino de alegría inclemente.

Homero Jay Simpson, signo de los tiempos, está ahora en las salas de los cines. Para una generación que ha renunciado a cambiar el mundo, se trata de una cita irrenunciable.

Anuncios

10 comentarios

  1. como quisiera ser como homero como quisiera!!!!!
    nunca lo podre ser.
    por otro lado, ayer te vi en “fragmentos para armar” canal encuentros, con tus oscuros lentes, bien ahi choro!!!


  2. Como decís, en los simpsons cada tanto aparece esa idea inquietante de que el pensamiento es el camino opuesto a la felicidad.
    Por si quedaban dudas con el crayón en el cerebro, en otro capítulo lisa muestra un gráfico logarítmico donde a mayor inteligencia menor felicidad (!!!!).

    ¿Es esa la idea subliminal de los simpsons?
    ¿Ya éramos así o ellos nos transformaron?
    ¿Sólo pensamos de esa manera cuando los miramos despatarrados en el sillón y después se nos pasa?
    ¿Será esa la papa? mmmmmm

    vamos al corte

    pd: también te vi rockero hablando en el patio del diario, todo un pinchilón fonseca, felicitaciones


  3. Que bien que escribís loco. Me alegra que hayas parado el pinchilón de nuevo. Un abrazo.
    PD: te juro que no soy bala.


  4. no………
    van mucho mas alla.
    van tambien a una cuestion (llamese panfletaria o no) de no machismo.
    los unicos simpsons inteligentes son mujeres.
    pero aqui vamos.
    una cosa son los simpsons de matt groening y otra los simpsons post matt.
    el mejor ejemplo es futurama, plagado de teorias cuanticas fisicas etc.
    nunca nos olvidemos que los simpsons sin groening son simplemente un homero retrasado y un absurdo que nunca de los nuncas llega a nada.
    ema… te quiero.
    lo dije.
    te juro que soy bala… o podria serlo
    una palabra tuya bastara para sanarme.
    te odio


  5. Coincido con lo de futurama, me encanta como juega con el tiempo. Muy interesante el análisis de los simpsons pre y post matt groening, también leí algo en tu blog pero no dejé un mensaje porque me parecieron todos amigos. Bueno, por lo menos hasta que salgas en la tele como éste, je.

    Ahora, ocupándonos de las cosas que realmente importan en el país: “los únicos simpsons inteligentes son mujeres”.
    En mi opinión Marge es tan inteligente como la tostadora que se enciende cuando te levantás, pero ignorando eso…¿Son felices las mujeres simpsons o se comen la bronca del comprometido viendo al despreocupado?
    Los masculinos también sufren, pero ¿no se les pasa el bajón más rápido con un pensamiento simplista o una cerveza?
    ¿La película no tiene la ilustración más explícita de un viaje de ayahuasca visto por pantalla? ma que blueberry ni que blueberry


  6. hermano sos mi nuevo idolo…


  7. Nardo: es que soy muy coqueto.
    Vienedep: yo no me ví. ¿salgo pulenta?
    NobleC: gracias man.
    Nardo again: ¡sánate!
    Vienedep again: creo que en los simpsons la felicidad es una estado de inocencia. como en los cuentos de andersen. creo que son, también, una serie de tv, con las leyes de la tv, y que no resisten un análisis intelectual en término de ¿cuál es el verdadero mje que transmiten? Transmiten lo que está políticamente correcto transmitir de acuerdo a al época. Y hacen reir con eso.
    Cat: yo quería ser ídolo de la hinchada de talleres.


  8. lo sos vieja, acordate que de talleres ya casi no hay hinchas, quedan testigos…………… plop


  9. 1) intercalado entre: el negro álvarez, doña jovita sin disfraz y cacho buenaventura después de la cama solar, el más pulentaguachopistola lejos lejos lejos

    2) bueno, está bien, te mando un saludo


  10. No sé cuántos hinchas le quedarán a Talleres, pero yo soy uno de los que todavía sufre por el “Matador” y que además te tiene como ídolo…

    PD: Podías cortar las porciones de torta más gordas man! Si total no la habías pagado vos! Ja…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: