h1

Cresta

agosto 8, 2007

C. me recomendó una peluquería. Ella siempre tiene el pelo como en esos cuadros prerrafaelistas, como esa pintura de Eva en la que el cabello le cae con toda la onda del Paraíso. No sé quién le puso el nombre a la peluquería pero adivino a un artista: Ni loca te dejo. Fui. Le expliqué al peluquero que la semana pasada me había cortado el pelo y desde entonces sentía un aburrimiento atroz. A ver: esto que tengo en la cabeza no tiene nada que ver conmigo.
George observó detenidamente y dijo: vamos a hacer una creación.
Yo estoy cada vez más maricón. Cada vez más. Haga, le dije.
A la mitad del corte me animé y confesé: siempre quise tener una cresta punk, pero con este pelo de mierda nunca pude.

George observó detenidamente y dijo: ¿en serio?
A la media hora salí de la peluquería diciendo “Ni loca te dejo” y sintiéndome un tren. Un trasatlántico desbocado.  La primera vez que vi una cresta en una foto de la Muy Interesante tenía 8 años y una madre incapaz de permitirle a su primogénito un corte de pelo que para ella revestía la misma naturaleza que un delito contra la naturaleza.

Ahora tengo una cresta de unos cuatro centímetros en el medio de la cabeza y una sonrisa de pavo y maricón como para vender perfumes. 
Las cosas que me hacen feliz son cada vez más raras.

El viernes voy a ir a Fragueiro 2020 aunque no vayas, aunque no te enteres de que te invité. Voy a pedir un vino y dos copas. Si no llegas brindo con mi cresta o con mi peluquero, que después de tus hombros han sido las dos mejores cosas que me han pasado en la semana.

Anuncios

9 comentarios

  1. Cresta? Bien, me parece que dedicarle un post… en fin. Nunca entraría a una peluquería que se llame así, o que un tipo que se llame “George” y viva en Argentina me toque el pelo… será que prefiero pagar 8 pesos a la señora que vive a la vuelta de mi casa…

    Gustos son gustos…


  2. Ey Viejo… gracias por pasar. Cuando me preocupe por de qué cosas vale la pena y de qué cosas no vale la pena escribir esto va a ser igual a mis trabajos. Prefiero dejar la pertinencia como criterio para el resto del día.
    Abrazo.


  3. Peinados, ja. Solamente mirá mi foto…


  4. Lo que pasa con giordano es que a él lo peina Roberto…


  5. mira vos, lo mismo senti el dia que pase a saludar a mi hermana (peluquera ella) yo con mis pelos pasando los hombros y me dijo, “queres que te corte las puntas asi no se te florecen?” y yo, que tambien me he vuelto tan maricon, o simplemente lo fui siempre le dije “a ver, sorprendeme” y sali de ahi con el pelo bien corto y con unas 8 mechas distribuidas aleatoriamente pasando mis hombros.
    pareciera como si me hubiera cargado una mochila de adrenalina.
    uno crece y se vuelve adolescente, lo importante es no volverse crecido.
    abrazo Emanuel Iorio


  6. Te da otro aire. Con ese nombre, la peluquería debe estar en la galería Vía Nueva o cerca de la pequeña zona esa que qiere imitar a San Telmo (pregunta camuflada: dónde queda).


  7. Pablo. Ja.
    Nano. Ja.
    Chatrán. Rafael Núñez al 6200.


  8. Muy gracioso, Nano. Te falto decir que no me peguen. Y a Ema no le creo: que postee la foto!


  9. Què bueno encontrar cosas que te hagan feliz que, aunque sean bastante raras, todavìa son bastante faciles de satisfacer. igual, una cresta??? en que diablos estabas pensando!!!



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: