h1

Esta no es una ciudad

octubre 12, 2007

La marcha de los engañados impide el paso de los taxis y de los autos. Si decido ir a verte y subir las escaleras que separan el lugar donde estás de la calle más ancha de la ciudad tengo que rodear el centro, buscar estacionamiento en las calles paralelas. Estarás rodeada de agentes culturalmente activos. Cañada, Deán Funes, los autos se aplastan. Igual, no hay ningún camino directo para ir a verte. O si lo hay es en un sueño. La marcha de los engañados pone un himno en el centro de esto que no es una ciudad sino un obsceno obstáculo reaccionario entre mi auto y tus ojos.
Sos un cuerpo extraño en el centro de una ciudad que reclama una conciencia que no tiene. ¿Cuántas calles habrán de cortar hasta que ni a ellos mismos les importe? Los agentes culturalmente activos que te estarán rodeando dirán que están un poco hartos de la marcha de los engañados. Harán chistes sutiles para hacerte reír. Saben que hay allí un antídoto contra todo. Yo voy a llegar tarde, o acaso no voy a llegar nunca. Después voy a volver casa. El suelo escabroso de un océano de tiempo, Aeropuerto, Río Ceballos, Salsipuedes, El Manzano. Kafka. Una calle hacia la izquierda, las piedras bajo el auto, los problemas de embrague que me obligan a poner segunda, la luna entre los árboles, la posibilidad de un espectro, las llaves, la luz, la música de Richard Ashcroft. Tengo las llaves para cambiar el mundo. 

Anuncios

8 comentarios

  1. o una sinfonía en mute.
    me gustó mucho.


  2. Muy bueno, sobre todo eso de tener la llave para cambiar el mundo. Me gusta


  3. gracias emanuel por las palabras.
    esos pequeños viajes q nos llevan lejos sin irnos a ningún lado.
    un abrazo.


  4. ema, haceme una copia de las llaves, por favor! Mila


  5. Gracias Cas. Un gusto que pases.
    Eduardo, tengo la llave. Gracias.
    Verónica, que mejore todo.
    Milanesa, no conozco cerrajero capaz.


  6. Muchas gracias Emanuel por tus palabras, como para que me ubiques, te cuento que trabajo en maldita afrodita. Me encantaría que en una de tus incursiones por el cineclub, pueda invitarte una coca, o un lo que quieras, y contarte que escribo y poder charlar de esas cosas.


  7. te ubico gabriel, te ubico

    café pendiente

    un abrazo


  8. que lindo esto. si no no hay copias posibles, al menos sé que tengo una invitación vitalicia para ir donde vayas.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: