h1

In transit

enero 30, 2008

Comienza con guitarra. Un riff pegadizo que se repite como en loop durante toda la canción. A los tres segundos arranca la batería: también hace un par de movimientos y vuelve sobre sí. A los cinco segundos estás bailando. No vivís en ningún lado que no sea mi living y estás bailando. A los 17  segundos una segunda guitarra te marca otro ritmo posible y tu cuerpo se dobla: te estoy viendo y sólo pienso que sos hermosa, que no quiero buscar más adjetivos. A los 32 segundos Albert canta: free from it all. Alarga las íes y eso hace que tu cuello, en plena mímesis, se estire como un cisne empeñado en levantar vuelo. Acaso ya estás volando: cuando sueño no pongo límites y vos no vivís en ningún otro lugar del mundo que no sea mi living. I’m not gonna change till i want to, cantamos. Y repetimos. Es la canción que sueño para vos en mi living y para tu cuello: te armo con fotos que tengo en casa porque de verte en la realidad sólo conservo una memoria aromática, que es la que elijo. Vos bailás y coreamos porque sabemos que tiene razón: by the way she looked, I should’ve calm down te partís al medio i went too far te parto al medio that’s all i got to say alargamos las íes como si pudiéramos besarnos en la caligrafía que estás trazando. De los bailes, éste, tuyo, y de las cosas que puedo hacer mientras sueño, mirarte bailar In Transit para burlarme de los kilómetros que hay entre vos y yo en el mundo de los hombres, los poetas, los camioneros y las estrellas del verano. Para ese momento ya hay otro instrumento que no conozco haciendo un ruido alargado y serpenteante, un ruido compuesto para tu cintura, que se luce sobre el piso de mi living, que es donde vivís y donde bailás cuando te sueño. Me gusta la segunda vocal de tu nombre porque me deja la boca abierta. Alarguemos vocales para cantar: al minuto 40 todo vuelve a empezar en la canción más linda de la temporada y a los dos con cinco de nuevo free from it all. Libre de todo. Vamos demasiado lejos y eso es todo lo que tenemos para decir al respecto. Me gusta verte bailar y vos sólo vivís en mi living, que es donde sueño que bailás y que venís, con todas las vocales de tu nombre, a abrirme la boca y a cerrarla y a acompañar la batería perseverante con golpecitos en mi espalda. ¿Es la canción más linda? Es la canción más linda. En mis sueños vos estás conmigo y yo siempre tengo la razón.

Anuncios

5 comentarios

  1. bueno… yo… me estaba quedando sin palabras, creo…


  2. te parto al medio… vos sabes que en otro contexto uçhubiese sido una frase mul mal puesta, aca encaja con todo, muy bueno ema…


  3. La realidad es insoportable; con su terquedad inmovil de soldado inglés en el palacio de Buckingham. Pero están esas caderas tribales al ritmo de la múscia, esas figuras, esas cataratas eléctricas que se te posan al frente y tus pupilas se hacen barcas listas para zambullirse. Qué se yo. Están los tipos “realistas” que, impotentes, se acomodan a la maqueta de lo dado: la distancia que separa a uno de ella. Y están los otros- como vos, quisiera pensar como yo- que prendidos en los ecos musicales de SU figura, trotan como los cangrejos para atrás y con la vista socarrona puesta en el horizonte de “la realidad”, hasta que ésta se vuelve punto ciego, virutas débiles de humo. Otra ficción. Y uno vuelve para atrás, porque a/en nuestra espalda está ella, bailando, onírica, deglutiendo el contexto, centrípeta. En fin, están los hombres realistas que siguen el principio de correspondencia con la cosa. Y están los otros, los que se mimetizan con ella, se feminizan: y ya se sabe, no hay nada menos “realista” que una mina: ellas no reflejan sino que sintonizan. Uno entra en ontonía, en sintonía rítmica con el Ser. y ella es el ser.
    La realidad es insoportable y maciza, como La mole moli. Pero si la mole hubiera estado en tu living, también él se desmorona en lienzos surrealistas.


  4. ahhhhh (fue un suspiro), que bella tu manera de soñarla… que bueno que el inconsciente no tenga límites…


  5. Cada tanto paso por acá y me encuentro muy buenos textos. Me gusta mucho la forma en que acompañas tu sueño con el tema.
    Sds.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: