h1

Encontrado en un backup

febrero 13, 2008

La góndola Platónica / publicado en la Piedra en Zapato n22 / 2005

1(uno). Comentarios al paso
Un repositor se encuentra con un pensador cuyo nombre no podemos revelar –pero que, adivine usted, estaba comprando jabón de glicerina- en un supermercado cuyo nombre prefiero no recordar, en la góndola de los jabones.
Pensador: ¿puedo hacerle un comentario respecto de la forma en que están acomodados estos jabones, señor repositor?
Repositor: Depende. Si me va a hacer un comentario de la misma forma en que Mallarmé y después Blanchot ensayaron el comentario como travesía hacia una imagen central que se resiste a la nominación, se lo acepto. De lo contrario, no me rompa las pelotas, que, como dijo Hölderin, estoy reponiendo jabones.
Pensador: Entonces me voy.
Repositor: Vaya por la sombra

2 (dos). sé la ví
Otro repositor en otro supermercado junto a otro cliente, hablando sobre el sentido de la vida en la góndola de –oh sorpresa- los jabones y frente a una promotora de Lux de soberbio ocote.
Cliente:¿Cómo puedo yo, estando ahí esa chica, / Fijar mi atención / En la política romana, rusa / O española?
Repositor: Disculpe, señor, está prohibido citar a Yeats en este supermercado.
Cliente: Oh, sorpresa.
Repositor: Reglas de la casa…
Cliente:¿Y no querrá esta muchacha ir a deparar conmigo sobre William Butler Yeats, fuera de este antro comercial privado de poesía irlandesa?
Repositor: No creo que sea de las que gusten de la posibilidad de una Irlanda romántica e idealizada. Aunque con ese culo, nunca se sabe.
Cliente: Difícil conseguir minas que te discutan un Yeats, un Blake…
Repositor: Yo le recomiendo ir por la góndola de los yogures… las promotoras de lácteos suelen ser más sensibles a la poesía. Chicas que trabajan para pagarse la carrera de letras…
Cliente: Oh, sorpresa.
Repositor: También le recomiendo dejar de decir “Oh, sorpresa” porque francamente queda como un boludo.
Cliente: Gracias. Otra pregunta: ¿atún al natural, queda?
Repositor: Solamente La Campagnola.
Cliente: ¿Qué es la vida?
Repositor: Un frenesí, una ilusión, una sombra, una ficción.
Cliente: La vida es una barca
Repositor: Calderón de la mierda
Promotora: Si me siguen mirando el culo de esa forma los acuso con la policía, manga de hijos de puta.

3 (ocho). El más boludo de los Rozitchner compra en el Disco de calle Buchardo.
Otro cliente –un loco que se escapó del neuro y se hace llamar Rainer Maria Rilke pero que obviamente no es Rainer Maria Rilke- apremia a otro repositor, diferente del anterior en casi todo menos en la forma extraña de afeitarse la barbilla dejándola “tipo candado” –¿coincidencias del supermercadismo? quién lo sabe… – en la góndola de –nuevamente- los jabones- y frente a otra promotora de ya no tan buen ocote, aunque simpaticona, la gordita.
Cliente: Oh, repositor, dime lo que haces?
Repositor: Repongo, aunque algunos prefieren decir “reposito”.
Cliente: ¿Cómo lo soportas, cómo lo acoges?
Repositor: Bebo. Me choreo unos fernés y me lo manduco en el depósito. Puros. 
Cliente: ¿Dónde adquieres el derecho de ser verdadero bajo todo aspecto, bajo toda máscara?
Repositor: Me dieron un carné en la dirección de salú.
Cliente: ¿Y por qué el silencio te conoce, y el furor, así como la estrella y la tempestad?
Repositor: Me deben junar del baile. no tengo la menor idea.
Psicólogo del neuro: (pelado, con anteojos, barba tipo Freud) Disculpe, señor repositor, se nos escapó mientras veíamos Pasión de Gavilanes.
Cliente: El arte tiene su punto de partida en las cosas intactas –unverbraucht- cuando no son entregadas a la usura de su empleo en el mundo.
Psicólogo del neuro: (llevándose al cliente) Delira porque desayuna L-Deprenil.
Repositor: ¡El arte entonces no debe partir entonces de las cosas jerarquizadas, “ordenadas” según nuestra vida “ordinaria”!
Promotora: (al Psicólogo del neuro) Le obsequio un jabón nuevo con aroma a anémonas.
Cliente: Tú, aceptación y fuerza de tantos mundos…
Psicólogo del neuro: (al repositor, y guiñándole un ojo) simpaticona, la gordita…
Promotora: (al cliente) ¿Usted dice aceptación en el sentido de la aceptación resuelta de Heidegger?
Alejandro Rozitchner: ¡Entsschlossenheit!
Repositor: ¡Viva Perón, carajo!
Promotora: En realidad este jabón no lava una mierda
Psicólogo del neuro: Esto es como una de esas pesadillas… ¡la puta madre! ¡otra vez vine desnudo al supermercado!
Alejandro Rozitchner: En cierto sentido todos estamos desnudos frente al mundo
Psicólogo del neuro: Sí, pero a mí se me ve la raya.

Anuncios

15 comentarios

  1. “Calderón de la mierda”

    Esa parte me mató….


  2. Fantástico! Tenía ganas de leer algo así. Muy bueno che.

    Saludos
    Oyom


  3. Trolebus. Volviendo a mi casa, parado, sosteniendome en el caño plateado con una mano. Con la otra, agarro “La intemperie” Me rio solo, me miran mal. Tengo ganas de citar a algún pensador pero agregarle un remate de susana gimenez. Para desconcertar. Para ganarme la sonrisa de la flaquita morocha que tengo al lado. No digo nada. Me sigo riendo.
    Este es un racconto de el recuerod que tengo de la primera vez que leí esta góndola. Que debe haber sido una de las primeras que leí La piedra. Y ahora en tu blog. En fin, la vida es…(cualquier frase es pertinente)


  4. si en lugar de trabajar en el libertad hubieses trabajado en el dino nos hubieramos cruzado cuando me mandaban a hacer el mousse de chocolate a la cocina del fast food…


  5. No puedo evitarlo.
    Éste es el Emanuel que más me gusta.


  6. Si, es el Emanuel que conocí.


  7. matías: lo robé de un grafiti!

    Oyom: gracias, saludos.

    Javi: qué bueno. qué buenísimo. Leer en el colectivo debería ser infalible.

    nt: renuncié a Bagley unos meses antes de que inaugurara el Dino. De haber sabido que ibas a estar vos, y además rodeada de mousse de chocolate, bueno, quizás lo hubiera pensado.

    C: a ver, sé que lo decís con cariño, pero no te das una idea de cómo me rompe las pelotas todo este asunto del “Emanuel de antes”. El emanuel de antes se recontracagaba para llegar a un putísimo fin de mes, creía que su novia era suya, quería ser docente y se juntaba con pendejos a regodearse en el fracaso. El emanuel de antes no era feliz. A mí me gusta el emanuel de ahora. y todo eso suponiendo que hay varios emanuel. Porque en el fondo fondo, soy uno solo.

    Pablo: otro más! A ver: si siguiera escribiendo como escribía hace 5 años ¿no sería un cómodo? ¿no estaría quedándome en un lugar más o menos piola, de pendejo petardista?

    Lo que sé, es que ahora soy más feliz. Y no por la cuestión de los alquileres. Soy más feliz escribiendo así. Y este es el emanuel que más me gusta.


  8. che emanuel, esto lo lei en la piedra, lo relei ahora, tenes el telefono del emanuel ese? se que estas medio peliado, pero quiero saber si tiene idea de donde anda el pelotudo del nardo de esa epoca, que me debe un escrito que escribio en esa epoca y ahora vendria de pelos.
    y deja de sacarle el cuero al emanuel, emanuel, que es mas chico que vos.
    tipo grande eh?


  9. y la imagen de donde es la imagen ?


  10. “Repositor: También le recomiendo dejar de decir “Oh, sorpresa” porque francamente queda como un boludo.
    Cliente: Gracias. Otra pregunta: ¿atún al natural, queda?
    Repositor: Solamente La Campagnola.
    Cliente: ¿Qué es la vida?”

    Reí mucho con eso, jaj.

    Saludos.

    L.


  11. No conozco la actitud detrás de ese Emanuel. Yo hablaba de literatura. Concuerdo con vos en que el mejor lugar es hoy. Saludos.


  12. ¿Dr. Jekyll?

    ¿Mr. Hyde?


  13. da gusto encontrarse con alguien que puede citarse asi mismo.
    con lo buenisimo y lo malo de antes para poder escribir ahora. no se si el mejor lugar es hoy, pero es del dia.


  14. Creo que ya te dije que estas cosas me hacen recontra cagar de risa, es espectacular como me divierto.
    De la misma forma que me emociono como un boludo cuando leo algo de lo que estás escribiendo ahora. Me dan ganas de encontrar una mina con semejante espalda.


  15. es genial… y q es la vida!!!!
    un abrazo emanuel.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: